Fuente :ciudad coctel-pa_to13@hotmail.com

El Dogma Social: Parte 1

Mientras lucha por su anhelo de autenticidad y singularidad, el humano deja de ser y se transforma en una gota más del charco que constituye la construcción llamada sociedad. Es la inherente ironía de este concepto que genera desconcierto a cualquiera que asiste a este proceso de mero espectador. La unidad de la sociedad, la persona, pugna de forma consistente para sobresalir por delante de sus pares; pugna para convencer a los demás que lo que propone es nuevo, fresco y atrevido, pero lo hace transitando el mismo camino y con las mismas herramientas. La sociedad, que actualmente se encuentra en un punto de inflexión debido a la fusión de los límites éticos y morales con la nada dejando como única regla vivir y dejar vivir, exige de la persona ciertos requisitos, que hoy son dogmas del nuevo culto social. Una palabra basta para explicar esta reflexión: estereotipo. Cuesta vincular este vocablo con algo que no sea negativo, por lo que la consciencia colectiva lo sataniza y rechaza, sin embargo, y no sin sátira lo tiene como el aspecto número uno a cumplir para cualquier conforme. Porque es tan cierto como que es aire lo que respiramos, que si uno no se ve como lo que quiere ser, es el equivalente a dividir algo para el número cero.

De forma consciente la construcción social rechaza el estereotipo; lo juzga como despectivo, predecible y ofensivo. Pero es un reto valido tratar de encontrar aquel que no pide un médico con corbata o un mecánico sucio para de esa forma medir su valía. ¿No es esto acaso la forma más miserable de estereotipo? Su vileza radica en que juzgar por la apariencia no se considera defecto estando tan arraigado al proceso mental de la persona.   “Vive y deja vivir” parece ser válido para todo estos tiempos, pero el dogma de la apariencia ha sido, es y al parecer será válido de forma perenne. Por eso es que mientras el humano quiere ser único, debe hacerlo pareciéndose al resto. Para encajar. Para ser adjuntado a un sistema que “lucha” por la diversidad pero la busca en otro lugar.